Literatura | Andrómeda y Hades (2016)

Autor: Titus Caelius Lupus
Ganador del III Concurso de Relatos Cortos de Timeria (2016)

Era una noche más como otra cualquiera. Andrómeda se vio
de pie frente al espejo, en la oscuridad, casi podía ver su
rostro pálido como veía el vuelo de los pájaros rezagados en
la niebla cada mañana de invierno mientras iba al colegio.
Caminó entre las sombras con miedo, y cada vez que la
brisa suave entraba por la ventana se le erizaba la piel, su
instinto la animaba a correr y sentirse dominada por la
conducta animal, como si estuviera siendo perseguida por un
depredador.

Alargó la mano y tomó su smartphone, con el sincero deseo
de que así las sombras desaparecieran al prender la pantalla.
Pensó que sería mejor no tener miedo, pero no podía
rechazarlo; el miedo era parte de la liberación porque así se
conocía mejor a sí misma y el conocimiento interior le haría
librarse de sí misma.

Con su miedo llenándola cual botella de agua, observó una
sombra en el pasillo, que la extrañó. Quedó hipnotizada
viendo cómo esa masa se agrandaba y empezaba a moverse,
para después avanzar hacia ella.

Al día siguiente sus padres la encontraron tirada al pie de su
habitación. Los médicos dijeron que un ruido la despertó, lo
cual le provocó un infarto al ser sonámbula.

A %d blogueros les gusta esto: