Barack Obama y el ocaso de Estados Unidos

El discurso sobre el Estado de la Nación del presidente de los Estados Unidos, Barack Obama, denota un aire de superioridad irreal en lo que respecta a un macroestado completamente sometido a los intereses de la City de Londres, el verdadero Imperio que decide qué y cómo su brazo armado, los propios Estados Unidos, actuarán por todo el planeta.

Decían los clásicos filósofos que cuando una nación está en decadencia irreversible se pasa la vida hablando de lo grande que fue en el pasado, y que cuando una nación está en ascenso siempre está hablando de qué va a hacer en el futuro. No tenemos que ir muy lejos para comprobar el declive patético de los Estados Unidos, un país que ya tiene varios estados en bancarrota y sin visos de prosperar – California o Puerto Rico –, asolado por enormes pérdidas de su intervencionismo militar en el exterior por las órdenes recibidas de los leones banqueros de la City y cuyos candidatos a presidir el país utilizan lemas como “Hagamos América grande otra vez”.

De suerte América es mucho más que los Estados Unidos, aunque cierto es que depende absolutamente de la potencia dominante y no deja de ser el resto de América su patio trasero donde se hace y se dice lo que a Papá Yanqui le complace, pero lo que es innegable es que un país completamente dependiente de la venta de deuda pública a su mayor enemigo geopolítico – China –, incapaz de resolver los conflictos militares que su propio servicio secreto ha desencadenado por las chapuzas – Afganistán, Irak, Libia o Siria – y perdiendo influencia día a día ante la emergencia de los BRIC – Brasil, Rusia, India y China – ya está condenado irremediablemente al ocaso.

El “Imperio” de Estados Unidos ha resultado un fiasco. Roma al menos aguantó más de cuatro siglos, ellos ni siquiera llevan un siglo – desde el final de la II Guerra Mundial – y ya han entrado en decadencia.

Dios coja confesados a los estadounidenses.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies