Cuide del agua, cuide del futuro

Es un buen escaso, pues sólo el 2,8% del agua del planeta es dulce. No hay que malgastarla.

Además, debe estar limpia, ya que el agua contaminada ocasiona enfermedades y hasta la muerte. No hay que contaminar ríos, mares ni servicios.

Al agua le debemos la vida, puesto que un adulto sano medio puede vivir como mucho cinco días sin beber agua en condiciones normales.

Y además, por si fuera poco, es económicamente rentable, ya que por cada dólar invertido en la calidad del agua poteble se generan entre 3 a 34 dólares.