Entrevista al presidente Wiew Wers

Noticias de Timeria hizo la primera entrevista al Presidente Wiew Wers desde que asumió el cargo. Hablamos sobre la herencia del anterior Gobierno del Partido Nacional, los planes del nuevo Ejecutivo socialista y cómo piensa llevarlos a término en un Senado donde no hay mayorías y todos están obligados a negociar.

¿Qué tal hizo el trabajo el anterior Gobierno del expresidente Vahal? No hay nada que objetar. Se ocupó de Timeria en un período muy difícil, supo imponerse al terrorismo y nos ha dejado una Administración consolidada con buenas leyes. Si tuviera que criticar algo, podría ser la falta de diálogo que hubo con otros partidos, pero pese a todo su gestión fue notable.

¿Qué cambios habrá con el nuevo Gobierno socialista? Tenemos un condicionante vital que diferencia a este Gobierno del anterior. En la anterior legislatura, el Partido Nacional tuvo mayoría absoluta en el Senado, así que podía aprobar cualquier cosa aunque tuviera a los demás en contra. Nosotros hemos llegado al Gobierno en un Senado muy equilibrado, incluso entre fuerzas de tendencia izquierdista o derechista. Es literalmente un empate. Eso nos obliga al diálogo y al acuerdo.

¿Habrá pactos globales de legislatura con algún partido o gobernará en solitario con acuerdos puntuales? Mi intención es aplicar el programa con el que nos presentamos a las elecciones, para eso voy a tener muchos dolores de cabeza y muchas horas de negociación con varios partidos. No me gustaría depender de un pacto global con ningún partido, porque eso nos limitaría todavía más, así que trataremos de consensuar en cada área con los partidos más afines en esos términos.

Una de las mayores diferencias entre los gobiernos nacionales y los socialistas es el enfoque que el PN hace hacia la actividad económica y el PS hacia la cultura. ¿Seguirá siendo así ahora? Nosotros fuimos el primer partido en Timeria que habló del concepto de “nación cultural”, trascendiendo lo que hasta entonces se concebía como “micronación”. De no haber esa ruptura habría sido imposible tener una producción cultural tan fuerte como la que hubo en 2015, y pensamos por supuesto ampliar mucho más la cultura timeria este año. La economía interna de Timeria es también importante porque recompensa a los que se esfuerzan por el país, pero sin cultura no hay historia. Vivimos en una época en que los macroestados han abandonado por completo la cultura y las humanidades, precisamente en Timeria deberíamos hacer lo contrario porque la experiencia demuestra que cuando hemos invertido en cultura la nación ha crecido exponencialmente y cuando nos hemos centrado en otras cosas la nación ha quedado estancada o ha crecido menos.

Durante la campaña electoral, la Senadora Briseis Melita Scylla sostuvo en reiteradas ocasiones que usted no era el líder que necesitaba Timeria. ¿Cómo hará cambiar de opinión a los líderes del PN? No lo necesito. El tiempo cura las heridas, entiendo que estén molestos por todo lo que pasó cuando creamos Orfalia y dejamos Timeria. A mitad del 2015 tuve una experiencia personal en mi vida muy dura y me rompió todos los esquemas, he tardado medio año en recuperarme, supongo que las circunstancias del entorno familiar me afectaron demasiado, no quise delegar responsabilidades en el Primer ministro y asumí todas las competencias. Me equivoqué al disolver Timeria, ha sido el mayor error de mi vida y jamás volveré a hacer algo así. Sé que para la gente de fuera este país no tiene mucha importancia pero para mí Timeria es una de las cosas más importantes en la vida, le he dedicado muchos años y seguiré luchando por ella, sé lo que para la gente patriota supuso la desintegración en 2015, por eso ahora sé que aquello no volverá a pasar. Timeria seguirá viva pase lo que pase, y en el futuro si volvemos a tener aquellos problemas con terroristas pediré ayuda a todos los partidos y al Senado, no afrontaré en soledad todo eso.

¿Se siente preparado para gobernar Timeria? Completamente. Tengo las mismas energías que en enero de 2015. Además ahora ya tenemos mucho camino recorrido. Hace un año Timeria estaba en plena reconstrucción, llevábamos un año a la deriva con muy poca gente de población, ahora han vuelto todos los que estaban en 2007, volvemos a tener gente animada e ilusionada por el país y eso es fundamental para seguir trabajando. Me siento con muchas ganas de aportar nuevas cosas a mi patria y hacerla más grande.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies