España renuncia a su cultura, así les va

Recientemente nos hemos enterado por la prensa del macroestado español que algunos académicos de la Lengua Española han criticado la elección de una cantante representante del macroestado en Eurovisión que canta en inglés.

Para más INRI, esta elección se hizo en pleno Año Cervantino, conmemorando uno de los eventos culturales más importantes de los españoles.

Los académicos ahora dan la voz de alarma, pero me gustaría que cualquier español echara un vistazo en cualquier medio de prensa de su país para darse cuenta de que no hay ni un artículo que no incluya alguna referencia anglosajona a tradiciones que lejos de ser españolas son una colonización exitosa de los intereses británicos y estadounidenses.

Cuando paseo por las calles de España no veo diferencias con respecto a las de Estados Unidos. He estado en ambos países y la forma de vida es idéntica hoy día. No es solamente el típico asunto de los McDonalds, sino la forma de vestir, gestualizar e incluso las camisetas con la bandera extranjera – que lo es, la de EEUU – que visten los chavales jóvenes en España.

Puede que hubiera algún momento en la Historia que España fue importante pero a día de hoy a los ojos de cualquier persona pasaría por ser un Estado más integrando los EEUU, o peor aún, un territorio colonizado sin los privilegios que disponen los Estados que integran ese país.

España es un ejemplo perfecto para los timerios de qué es lo que no tenemos que hacer, cómo no tenemos que hacer las cosas y sobre todo cuáles son las consecuencias de ceder a la colonización cultural y de renunciar a nuestras tradiciones ancestrales: La corrosión de nuestro país, su propia autodestrucción.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies